Orgulloso del Fútbol

Publicado el 23 julio 2020 en Noticias

Desde la RFEF aseguran que “el árbitro se equivoca y el VAR, también”

Desde la RFEF aseguran que “el árbitro se equivoca y el VAR, también”. El VAR se ha demostrado que es un método que muchas veces, y en momentos que más se le necesita, que falla mucho, puesto que ha dado errores garrafales, que se veían claros a simple vista. Así mismo, el presidente del Comité Técnico de Árbitros de la RFEF, Carlos Velasco Carballo, ha hablado sobre el papel del VAR.

“Se han supervisado 4.442 clips de vídeo, compartiendo 946 clips con los árbitros, con el fin de lograr el error cero y la unificación de criterio. La temporada comenzó con un reto tecnológico tremendo, con 52 días. Se han podido hacer 10 partidos a la vez desde la sala de VOR. Ha sido una temporada difícil, atípica, con los árbitros tres meses fuera de los terreno de juego, con más ruido mediático del que desearíamos y del que es bueno para la competición”.

Desde la RFEF aseguran que “el árbitro se equivoca y el VAR, también”

“Han desarrollado el trabajo en un clima muy por encima de la realidad de lo que estaba sucediendo. Mucha tensión y un clima complicado para el colectivo arbitral. Objetivamente, los índices de acierto han sido muy elevados, más altos que la anterior y los asistentes han tenido unas estadísticas espectaculares mejorando un 2% su porcentaje respecto al año anterior”.

“El VAR ha ayudado a corregir más errores. Los árbitros han estado más acertados que nunca, los asistentes también y el VAR también. En el año 2020 ha habido menos errores que nunca en la historia del fútbol. Los errores de antes se quedaban en el campo, hoy se solucionan gracias al VAR, cientos de ellos. Nunca ha habido menos errores en el fútbol”.

“Nos equivocamos al decir que el VAR no es el error cero, es una herramienta para ayuda. El VAR no puede arreglar todos los errores, todos los manifiestos. El VAR es una persona, no es una máquina y el VAR también se equivoca, en pocas ocasiones, pero también lo hace. Tenemos que ser honestos. El árbitro se equivoca y el VAR, también. Hay que ser sincero y reconocer lo que todo el mundo puede ver. Somos autocríticos. Se han cometidos errores claros al no corregir alguna jugada y al entrar en alguna jugada que no ha sido clara y manifiesta. También hay que reconocer que ahora hay dos críticas mediáticas”.

“El VAR pone de manifiesto el reconocimiento de las reglas del fútbol. Aciertos de los árbitros y de los VAR se convierten en errores y después en críticas, para más tarde en polémicas, en datos estadísticos, en notas de prensa… se parte de un acierto y se llega a un escándalo. Ha sucedido y en muchas ocasiones. Se ha llegado a poner en duda el conocimiento de nuestros árbitros y no lo voy a permitir. Jamás se han borrado esas declaraciones y esas críticas cuando se partió de aciertos extraordinarios”.

“Yo como presidente no permito que se dude del conocimiento de nuestros árbitros. El gran punto de mejora o de consenso puede ser el concepto de error claro y manifiesto. De 825 de jugadas que hemos tenido podemos discutir sobre 15 o 30. Seamos ambiciosos pero rigurosos en la crítica y honestos pare reconocer los beneficios. El VAR ayuda objetivamente al fútbol y dudar de que ayuda es no querer ver una realidad”.

Desde la RFEF aseguran que “el árbitro se equivoca y el VAR, también”
Desde la RFEF aseguran que “el árbitro se equivoca y el VAR, también”.
Palabras relacionadas: ,

Comentarios

Hay un comentario

  • El 24.07.2020 , Niwde Barrera ha comentado:

    Si eso es lo que todos estamos diciendo, y vemos, que el VAR ayuda, lamentablemente solo para el real Madrid es la ayuda, tampoco dudamos del «conocimiento» de los árbitros, conocen pero se hacen de la vista gorda en ciertos momentos, y esto cualquiera que haya jugado en una cancha de barrio se da cuenta.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de odsc.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En odsc.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.